Main content

Seminario

Ellas reescriben los cuentos

En torno a la exposición "Paula Rego"
Con Ángela Vallvey y Beatriz Giménez de Ory


Jueves 19 May. 2022 | 18.30 h

Entrada libre, previa inscripción aquí

Este seminario forma parte de un programa educativo y cultural que incluye seminarios, proyecciones de cine, danza, literatura y conversaciones, entre otras actividades en torno a la exposición Paula Rego. A lo largo de su trayectoria Paula Rego se ha mostrado fascinada por la narración de historias. En la exposición, se muestran grabados de Rego pertenecientes a su serie Nursery Rhymes (1989), donde se sumergió en la extrañeza y la crueldad de las canciones infantiles tradicionales de Gran Bretaña. A partir de este telón de fondo, Ellas reescriben los cuentos propone analizar el papel de la mujer en la literatura infantil y juvenil, y cómo ha evolucionado estos a lo largo del tiempo, hasta llegar a la actualidad.

PROGRAMA

18:30 h ¿Son feministas los cuentos clásicos? Ángela Vallvey Arévalo. 
Desglosará su mirada sobre los cuentos clásicos, siempre fascinada y atenta, ya que considera que han servido de guía y protección para las mujeres durante tiempos oscuros, en los que ser mujer constituía un importante riesgo para la vida. 
Hará un repaso de algunos de esos cuentos, y contará cómo se me ocurrió escribir una 'versión actualizada' de algunos cuentos clásicos a la que titulé 'Cuentos clásicos feministas'. Partiendo de la evidencia de que muchos analistas contemporáneos consideran, y desprecian, a estos clásicos como producto de una sociedad “heteropatriarcal” y caduca, mi posición en justamente la contraria: que son clásicos precisamente por su gran modernidad, que perdurarán, y que siempre ofrecerán enseñanzas valiosas a sus lectores.

19:00 h Caperucita Roja: la semilla del bosque. Beatriz Giménez de Ory. 
Los cuentos son semillas de las que brotan bosques. Los bosques representan la vida que crece por delante, misteriosa, sin caminos trazados. Inexorablemente, debemos penetrarlo: atrás queda el hogar conocido, que ya quedó pequeño. Hay bosques incendiados por el vuelo de una capa colorada, hay bosques que se tragan a los niños que siguieron a un flautista perverso, hay troncos con fragancia de chocolate. Cuando llega la noche, todos los bosques se vuelven mares encrespados. Unos niños construyen una senda con migajas de amor que robaron de casa, pero no sirven de nada: hay que perderse en el bosque, dejar atrás la infancia. A lo largo de los siglos, mujeres narradoras han diseminado por el aire, en forma de cuentos, advertencias a las niñas y jóvenes (de hoy y  de siempre) sobre los  peligros y la belleza de la vida.

19:30 h. Mesa redonda

Le puede interesar