Main content

Andy Warhol

Signo del dólar, 1981

Acrílico y tinta serigráfica, sobre lienzo, 278 x 178 cm

Colección Musée d’Art Moderne et d’Art Contemporain, Niza, inv. 988.6.1

© Ville de Nice. Foto: Olivier Bergesi

© The Andy Warhol Foundation for the Visual Arts, Inc./VEGAP, Málaga, 2018

Leer Transcripción

Andy Warhol siempre reconoció abiertamente su amor por el dinero y nunca ocultó sus orígenes en una familia de clase obrera de la ciudad industrial de Pittsburgh. No en vano, el símbolo del dólar, la conocida letra ese cruzada por una o varias barras, se convirtió en otro de sus motivos recurrentes en su obra tardía. Aquí se fija en este motivo, presente en la sociedad norteamericana, para convertirlo en una obra monumental pensada como imagen inmediata, de impacto visual.

 

Warhol ya se había interesado por la representación icónica del dinero en los sesenta, cuando serigrafió sus versiones de billetes de dólar, Realizó distintas versiones, unas con la letra más inclinada, más curva, más recta, con más o menos volumen. E incluyó estos ensayos en la obra, de modo que consigue un efecto de relieve y dinamismo apoyados por su característica paleta brillante y colorida.

 

El valor intrínseco del dinero como símbolo y objeto de intercambio es similar al del propio arte, que también tiene valores simbólicos y mercantiles, por ello siempre estuvo muy presente en la obra de Warhol. En sus palabras:

 

Voz masculina (Warhol): Me gusta ver el dinero colgado en la pared. Si tienes pensado comprar un cuadro, lo mejor que puedes hacer es coger el dinero, atarlo con una cuerda y colgarlo en la pared. Así cuando tengas visita, lo primero que verá la gente será todo ese dinero ahí colgado.