Main content

Miquel Barceló (1957)

GS etc.

2019
Acuarela sobre papel
32,4 x 50,8 cm
Colección del artista
© André Morin, 2020

Leer Transcripción

Ávido lector, ocasional escritor y habiendo ilustrado algunas  de las grandes obras de la literatura universal, como la Divina Comedia de Dante o Fausto de Goethe, el pintor dedicó parte de su habitual estancia en Tailandia entre febrero y marzo del pasado año de 2019 a realizar cerca de ciento cincuenta acuarelas con el objetivo de que una selección de las mismas acompañar a su nuevo encargo editorial: Trasformación, obra cumbre de escritor judio checo Kafka, a quien ha calificado de “autor que expresa una forma muy antigua de humanismo, una cósmica desesperanza”.  

 

A través de las elegidas sesenta acuarelas el mallorquín, expuestas aquí por primera vez en público,  interpreta en imágenes vibrantes a la vez que angustiosas, la vida de Gregor Samsa, la figura central de esta ficción quien un día se desperto convertido en un mostruoso insecto provocando un drama familar.   

 

El relato ha sido interpretado como una alegoría en la que se expresa el enfrentamiento dramático del ser humano ante un mudo moderno que lo oprime y acabe aniquilando como sucedió historicamente con el nacionalsocialismo germano.    

 

La pintura siempre tiene algo de alquimia, porque es algo que uno hace sin saber del todo, ¿no? Porque los colores… yo nunca sé muy bien por qué utilizo unos colores y no otros, y en el caso de La Metamorfosis de Kafka pensé en utilizar eso colores tan intensos y tan poco… tan poco centroeuropeos, ¿no? que siempre uno imagina más… bueno, no sé… como más gris, o… Y es todo lo contrario, es de una intensidad extrema. Y usando esos colores casi venenosos, ¿no? que son venenosos de hecho. Muchos de esos verdes o de cinabrio o naranjas… te mueres con un miligramo, ¿sabes? Son colores literalmente venenosísimos. Bueno, te digo esto porque es parte de nuestra exposición y sobre todo el título.