Main content

Grafiti

Brassaï (1899 - 1984)

Serie «Grafiti». El rey Sol, París, 1930-1950
Gelatina de plata, 40 x 29,5 cm 
Estate Brassaï Succession, Paris
© Estate Brassaï Succession-Philippe Ribeyrolles

Leer Transcripción

-Brassaï--Estamos sentados, pues, en torno a una mesita redonda y Picasso hojea mi libro Graffiti. Le digo que he recogido sus observaciones respectos de los grafitos. […]

En el capítulo Imágenes primitivas, le interesa especialmente una cabeza “azteca” y exclama:

-Picasso--¡Esto es tan rico como la fachada de una catedral! Su libro liga el arte con las artes primitivas. Enseña también –y es importante- que el arte abstracto no está lejos de los brochazos o de las estructuras de las paredes. Se diga lo que se diga, siempre se está imitando algo, aun sin saberlo. Y cuando se abandonan los modelos desnudos que cobran por hora, hacemos posar a otras cosas. ¿No le parece? Quizá le alegre saber que yo también hago ahora grafitos. Pero, en vez de en la pared, los grabo en el cemento.