Main content

Bailarina azul, 1912

Gino Severini (1883-1966)

Óleo sobre lienzo con lentejuelas 
61 x 46 cm 
Colección Mattioli 
© Colección Mattioli
© Gino Severini, VEGAP, Madrid 2020  

Leer Transcripción

El movimiento de la bailarina se descompone en planos. Los segmentos curvos de color azul muestran múltiples puntos de vista sobre su vestido. En la parte superior, el rostro, el cabello y los brazos se fragmentan en figuras geométricas. En 1909 Marinetti publicó el Manifiesto Futurista en París anunciando la llegada a las vanguardias de un movimiento artístico desde Italia que se rebelaba contra la Academia al tiempo que se maridaba con el ímpetu de la ciudad convertida en fábrica.

 

A diferencia del Cubismo, el objetivo de los pintores futuristas no es reflexionar sobre la perspectiva y la manera de mostrar un objeto tridimensional. Emplean esta forma de representación porque ofrece sensación de dinamismo. 

 

Aunque el movimiento futurista se interrumpió durante la Primera Guerra Mundial, en la que participaron muchos de sus integrantes, había surgido en 1909, un momento en que conceptos como el dinamismo y la velocidad, tan relacionados con la cultura contemporánea, eran capaces de evocar el avance hacia el futuro. Así lo expresan sus representantes en su manifiesto: 

 

Nosotros afirmamos que la magnificencia del mundo se ha enriquecido con una belleza nueva: la belleza de la velocidad. Un automóvil de carreras con un capó adornado de gruesos tubos semejantes serpientes de aliento explosivo…, un automóvil rugiente que parece correr sobre la metralla, es más bello que la “Victoria de Samotracia”. 

 

Y, tal como explican, este amor por la velocidad está emparentado con la estética de la máquina. Los avances científicos e industriales habían permitido un desarrollo tecnológico que revolucionó por completo la vida cotidiana. La máquina, para ellos, significa la fe en el futuro. También es el instrumento de la violencia más brutal. Y este es un valor esencial para su concepto de belleza, asociado a la lucha, a la guerra.