Main content

Paula Rego (1935-2022)

Fuga, 2009

Acuarela, aguafuerte y aguatinta sobre papel

64 × 50 cm

Colección Ostrich Arts Ltd, cortesía Cristea Roberts Gallery

© Paula Rego

Leer Transcripción

La historia nos muestra una y otra vez cómo la cultura y el arte sufren la violencia de la maldad de los tiranos. Sin embargo, nunca se abusa del todo de una buena pintura. La fuerza del arte importante, como es el caso de la obra de Paula Rego, radica  en su gran capacidad de resistencia. Únicamente acaban siendo víctimas de los intransigentes y los sedicentes cuando éstos, abusando de su fortaleza, las destruyen físicamente. 

 

En ocasiones, las obras de arte actúan en nosotros como fastasmagóricos espejos. Es el caso de “Fuga”, ejecutada por la artista hace más de una década, que hoy se nos desvela como una premonición, como un grito ante la injusticia: los dominantes colores amarillo y azul y la figura de la mujer que huye de la ignomia protegiendo a lo mas valioso de la humanidad, la infancia, nos habla de la sangrante herida que sufre Europa.