Main content


Cuatro pares de cabezas

Bruce Nauman (1941)

Four Pairs of Heads

1991

Bronce, alambre de hierro

Dimensiones variables

Colección particular

Sobre esta obra

Colgadas siniestramente a la altura de los ojos mediante unos cables que se incrustan en los rostros y la cera roja solidificada en charcos, los Cuatro pares de cabezas (versión original en cera), exentas de cuerpo, provocan en igual medida horror y fascinación. Nauman, que ya desde el comienzo de su trayectoria se había interesado por la cera como material de trabajo —tanto From Hand to Mouth [Desde la mano hasta la boca / Vivir al día], de 1967, como Henry Moore Bound to Fail [Henry Moore abocado al fracaso], del mismo año, son notables pruebas de ello— volvió a emplearla a finales de los ochenta en una serie de cabezas en cera, algunas de las cuales se reprodujeron más tarde en bronce.

 

Nauman deja a la vista el proceso de moldeado: los tubos de respiración (llamados en inglés plugs, «enchufes») y las juntas son visibles. Realizadas siempre a partir de los mismos tres modelos, las cabezas poseen simultáneamente una inquietante singularidad y una total anonimidad. Aunque van atadas por pares, no guardan ninguna relación entre sí ni con el espectador. Cuatro pares de cabezas parece evocar un distanciamiento emocional y físico que hace que el espectador experimente cierto grado de frustración. Analizando la versión en bronce de esta obra, el crítico John Yau resumía así la tensión que generan: «La separación entre la cabeza (lugar del pensamiento) y el cuerpo (lugar de las sensaciones) se percibe en todo momento, si no como permanente, sí al menos como irresoluble». [I]

 

[I]. Expuesta originalmente en la Carnegie International de 1991 junto a su versión en bronce de 1991, esta obra formó parte, además, del pabellón Bruce Nauman: Topological Gardens, ganador del León de Oro en la Bienal de Venecia de 2009.