Main content

Relief no. 8, 1929

César Domela (1900-1992)

Cobre, madera, papel, pelxiglás y pintura 
99.5 x 99.5 x 8 cm 
Kröller-Müller Museum, Otterlo, Países Bajos. Adquisición del Estado, 1963 
© Stichting Kröller-Müller Museum 
© César Domela, VEGAP, Madrid 2020 

Leer Transcripción

Líneas que se encuentran formando un ángulo recto, que componen partes de distintos colores y tamaños, creando dinámicos ritmos visuales. Esta obra de César Domela es heredera de los principios que estableció el movimiento estético holandés De Stijl. Además de escultor, fotógrafo y tipógrafo, Domela formó parte de este movimiento, tras haber coincidido en París en 1924 con sus fundadores, Piet Mondrian y Theo van Doesburg incluidos asimismo en esta exposición. 

 

Su obra aporta elementos propios que formalmente lo diferencian de los otros miembros del grupo: las varillas metálicas o la lámina de plexiglás aportan textura a la obra, le dan volumen y proyectan sombras o filtran la luz. Ello subraya cuestiones asociadas a conceptos como el de opacidad o el de transparencia. 

 

Aunque el cubismo ya había dado pasos pioneros, al incorporar fragmentos de materiales comunes al lienzo mediante la técnica del collage, Domela profundiza en esta idea. El artista evoca sensaciones táctiles propias de la escultura y proyecta la bidimensionalidad de la pintura sobre el espacio en tres dimensiones dotando a su trabajo de un carácter arquitectónico. Además, a lo largo de su trayectoria, romperá con el riguroso empleo de la línea recta. Su trabajo en dialogo con el de Pablo Picasso ayuda a distinguir el porqué de las dos corrientes básicas a las que se encaminaba el arte en el siglo XX según el diagrama de Barr: así lo explicaba el historiador en el catálogo de la exposición Cubismo y arte abstracto

 

A riesgo de generalizar sobre el pasado más reciente, parece bastante claro que la tradición geométrica en el arte abstracto, como queda ilustrado en el relieve de Nicholson, está experimentando un declive. Mondrian, defensor ascético y firme del rectángulo, ha sido abandonado por sus discípulos más brillantes, Helion y Domela, quienes en sus trabajos más recientes han introducido impurezas como texturas variadas, líneas con curvas irregulares, y tonos graduados. En las esculturas móviles de Calder, las formas geométricas ya son la excepción y no la regla; las formas biomorficas y no geométricas de Arp, Miró y Moore están, sin duda, en auge; y es probable que la tradición formal de Gauguin, el Fauvismo y el Expresionismo dominará, la tradición de Cézanne y el Cubismo durante bastante tiempo.