Main content

Andy Warhol

Calavera, 1976

Serigrafía y acrílico sobre lienzo, 183 x 203 cm

Museum Moderner Kunst, Viena. En préstamo de la

Ludwig-Stiftung de Austria desde 1981, inv. ÖL-STG 150/0

© Mumok, Museum moderner Kunst Stiftung Ludwig Wien,

Leihgabe der Österreichischen Ludwig-Stiftung

© The Andy Warhol Foundation for the Visual Arts, Inc./VEGAP, Málaga, 2018

Leer Transcripción

Si el motivo de la muerte es uno de los elementos más presentes en el arte de Warhol, en esta obra se presenta de manera directa: a través de una calavera. Con ella hace referencia a una larga tradición artística: la de las vanitas, género pictórico basado en el recordatorio de la fugacidad de la vida, de la transitoriedad de los placeres mundanos y de la proximidad de la muerte. Sin embargo, Warhol añade varios elementos que personalizan este tema: los reconocibles colores vivos de su pintura añaden al cráneo un paradójico aire festivo y vital. Fíjese además en el gesto de la propia calavera, que parece entonar una risa sarcástica mientras las cuencas de los ojos se ocultan entre sombras. Es precisamente este juego de luz el que permite además añadir un nuevo elemento que la carga de contenido: la sombra negra que se proyecta a la izquierda. Esto devuelve la obra a aquel género antiguo de la vanitas, una representación visual del ciclo de la vida y la muerte, personificada en el cráneo.