Main content

Pablo Picasso (1881-1973)

Acróbata

París, 19 enero 1930
Óleo sobre tabla, 69 x 59 cm
Fundación Almine y Bernard Ruiz-Picasso para el arte, Madrid
© FABA foto: Marc Domage
© Sucesión Pablo Picasso, VEGAP, Madrid, 2019

 

Leer Transcripción

Picasso y Calder se encuentran entre los artistas que desde finales del siglo diecinueve se fascinaron e inspiraron por el circo – en el caso de Calder, la acción y la anticipación de la puesta en escena – incluyendo payasos, acróbatas y funambulistas.

 

Durante el invierno de 1929, Pablo Picasso retomó el tema de los acróbatas que ya abordó a comienzos de siglo. Pinta seis variaciones sobre el mismo asunto pero de manera radicalmente diferente a las representaciones de momentos anteriores. Acróbata de 1930, rompe las normas de la anatomía humana, traduciendo el movimiento del cuerpo del atleta, en una rotación sin fin. Encerrado por un grueso contorno negro, el blanco ligero de la figura contrasta con el gris espeso del fondo, y esa tensión acentúa el efecto de ingravidez.

 

A principios de 1926, Calder creó su propio cuerpo de artes escénicas, Cirque Calder, creando en alambre piezas de arte vibratorias sin masa que representan figuras cotidianas, así como artistas del circo. A través de estas actuaciones comenzó a ser conocido como “El Rey del alambre” (The King of Wire) entre miembros de la vanguardia parisina, incluyendo a Fernand Léger, Joan Miró y Piet Mondrian. En obras como los acróbatas expuestos aquí, los hilos de alambre vibran en el espacio, creando vacíos y envolviendo energía potencial.

 

Por tanto, se advierten dos puntos en común entre Calder y Picasso: el interés por el circo y el dominio del espacio. Las obras en alambre de Calder también se presentaron en su exposición de 1931 en la Galería Percier, la cual marcó el primer encuentro entre Calder y Picasso. La exhibición era el debut de esculturas no-objetivas de Calder, entre ellas Croisière y Sphérique I, pero el dueño de la galería insistió en que incluyese sus retratos en alambre de amigos y colegas, tales como Medusa, un retrato de su esposa. El concepto de pinturas espaciales es aplicable a las realizadas por el artista malagueño poco tiempo después, y que se muestran en esta parte de la exposición: Figura: hombre de alambre y Figure: femme en fil de fer.