Main content

Miquel Barceló (1957)

3er Tercio

2019
Técnica mixta sobre lienzo
285 x 235 cm
Colección particular
© Foto: Agustí Torres, 2020
© Miquel Barceló, VEGAP, Málaga, 2020

Leer Transcripción

Existe constancia de que la tauromaquia, o el arte de lidiar toros como hoy se conoce, nació en España en el siglo once, conociéndose ya celebraciones de festejos taurinos en el siglo trece en localidades como Ávila o Zamora. La corrida de toros despertó el interés en pintores como Goya, Manet, Fortuny, Picasso o Dalí por el poder visual del espectáculo y su profunda carga para  simbolizar la dualidad de la animalidad frente a la razón. Ésta forma parte en la obra de Barceló desde hace decadas y manifiesta su fascinación por la mitología y el simbolismo arcaico vinculados a esta excéntrica práctica cultural. 

 

Las denominadas “sopas” de pintura, cuadros en los que los ingredientes de ésta se convertían en remolinos visuales y acumulaciones de pasta,  caracterizaron su obra en los años ochenta del pasado siglo. Una década después derivan en las plazas de toros cuando Barceló retorna al color y a las elipses logradas a partir de vaciar el líquido o la pasta del centro hacia los extremos del lienzo. Esta escena taurina de 2019 está “construida” con un papel vegetal muy voluminoso hecho con la corteza de una especie de morera originaria de Asia oriental, de modo que la imagen brota abultadamente desde la irregularidad de la superficie del soporte.