Main content

La mujer y la hija del artista, 1937

David Bomberg

Óleo sobre lienzo | 76,6 x 56,2 cm
Tate: Donación de Dinora Davies-Rees, hijastra del artista, y de su hija Juliet Lamont, a través de la Contemporary Art Society, en 1986 
© Tate, Londres 2017

Leer Transcripción

La obra de David Bomberg crea un estilo altamente personal que se articula críticamente con el cubismo y el futurismo. Su enseñanza da muestra de la honda influencia que tuvo su docencia en el desarrollo artístico de algunos de sus alumnos entre los que se encontraron Frank Auerbach o Leon Kossoff.

 

Bomberg animaba a sus alumnos a trabajar directamente del natural, y plasmar lo que él llamaba el “espíritu de la masa”, el sentido físico de la forma que solamente el ojo es capaz de captar. Dio gran importancia a la definición de la experiencia a través de la materia de tal modo que interviniesen todos los sentidos del espectador.

 

Esta obra fue pintada después de su regreso de España, país por el que viajó y conocía bien, llegando a frecuentar la mágica Ronda, cerca de nuestra ciudad de Málaga. Representa a Lilian Holt, una pintora que más tarde llegó a ser la esposa del artista, sosteniendo a la hija de ambos, Diana. En esta pintura las dos figuras están empastadas con masas de color. La figura femenina se muestra con ropa oscura con un destello de color rojo intenso y detrás de su cabeza se sugiere una zona de luz lo que delata el atento estudio de la historia de la pintura.